El peligro de no controlar los pagos y cobros de una empresa

La crisis ha mermado los esfuerzos de numerosas empresas, las cuales antes de echar el cierre van experimentando serias dificultades en la gestión y en la contabilidad. Los problemas más frecuentes los encontramos a la hora de cobrar, pero especialmente de abonar las deudas. Konssult nos ayudará frente a los impagos en empresas.

A una empresa, independientemente cual fuese su envergadura, se le pide fundamentalmente que muestre transparencia, no solo de cara a sus clientes, sino también de cara a sus socios. Esta transparencia va de la mano de una eficiente gestión administrativa y financiera, pues si se descuidan los aspectos de contabilidad, el rumbo de nuestro negocio comenzará a ir a pique. Es curioso que el asunto de los impagos en empresas sea como “la pescadilla que se muerde la cola”, es decir, si el empresario no paga sus acreedoras, éstas verán afectada su capacidad de pago, obligándolas a retrasarse en las cuentas con sus proveedores y generándose un círculo de desconfianza e irresponsabilidad frente a la siguiente pieza en la cadena económica.

Es impensable desarrollar un proyecto empresarial sin tener en cuenta la contabilidad diaria, mensual y anual de nuestro negocio, realizándola de un modo profesional y eficaz. Pero hablar de la contabilidad no solo es hablar del presente, ya que cualquier decisión que tomásemos ahora mismo o los cálculos económicos que realizásemos, acabarían afectando al devenir de la empresa. Hay negocios que todavía optan por el método tradicional del papel y lápiz para seguir las cuentas, aunque si lo que se quiere es evitar los impagos en empresas sin descuidar ningún matiz, lo mejor será recurrir a un eficaz software que pudiese ayudarnos; Konssult.

Konssult nace con la pretensión de hacer más fácil la facturación de las empresas, proporcionándoles en tiempo real datos sobre su situación económica. Y es que Konssult controlará todos los movimientos, es decir, desde la gestión de tesorería y los tipos de contabilidad hasta los registros de movimientos y la gestión de bancos y caja, presentándonos además gráficas de situación. ¡Se acabaron los impagos en las empresas! Tanto la facturación diaria como el control del stock serán elementos, a tener en cuenta en la contabilidad de nuestra empresa, para los cuales nos servirá de gran ayuda utilizar esta práctica herramienta. Además, Konssult nos permitirá economizar gastos, evitando contratar a un contable experto que al fin y al cabo nos ofrecería un servicio más costoso y a la par menos puntilloso que Konssult.

Los impagos en las empresas se presentan cuando se descuida alguno de los apartados importantes de la contabilidad: contabilidad financiera (aportar información sobre el estado de las cuentas al segundo) y contabilidad administrativa (interpretar los costes relativos a producción, compra y distribución, conociendo la solvencia económica de la empresa).

Aunque el mejor remedio para tratar los impagos en empresas y controlar la contabilidad es ponerse en manos de Konssult, existen algunos consejos a seguir para actuar de un modo responsable, sin encontrarnos serios problemas a la hora de rendir cuentas:

  1. Posponer el desarrollo de nuevos productos: De este modo evitaríamos gastos de riesgos y nos centraríamos en aquellos servicios que sabemos que triunfan.
  2. Enfocarse en la clientela actual: Ésta nos supone menor esfuerzo y tiempo, aunque no deberíamos descuidarla, ya que será nuestro deber mejorar nuestras relaciones, conociendo sus nuevas necesidades y su nivel de satisfacción con nuestros productos.
  3. Controlar el inventario: Nos permitirá evitar gastos innecesarios, eliminando aquellos productos que generen escaso margen de beneficios.
  4. Elevar la productividad: Será necesario evaluar el trabajo durante un tiempo determinado, ofreciendo incentivos a aquellos empleados que consiguiesen alcanzar los objetivos propuestos.
  5. Eficiente planificación: Para evitar los impagos en empresas lo mejor será elaborar un presupuesto de partida sobre el cual se desarrollarán los ingresos y desembolsos del negocio. De este modo, si controlásemos los flujos de caja, evitaríamos que la empresa se adentrase en nuevas actividades económicas sin contar con los recursos necesarios.

¡Actuar a la locura supone un gran peligro para nuestros números y nuestra imagen como empresa! Controlar la contabilidad de nuestro negocio es vital para nuestra actividad presente, pero también para prevenir situaciones de impagos en la empresa de cara al futuro. Todo pasa por realizar una buena planificación y por contar con un gran programa de gestión.

Leave a Reply

Show Buttons
Hide Buttons