Errores comunes en la gestión online de las cuentas bancarias de una empresa

Las cuentas bancarias de una empresa son eso, cuentas de la empresa. Algunos errores, a la hora de gestionar una cuenta empresarial, se deben a que se mezclan los asuntos empresariales con los personales, aunque a veces se realice deliberadamente. La gestión online de cuentas bancarias facilita las tareas pero en ocasiones se repiten los mismos errores.

La gestión online de cuentas bancarias facilitan muchas tareas como por ejemplo, la facturación; el envío online de  las facturas; y la realización de pagos y cobros sin desplazamientos. Además, se evita la utilización de papel que siempre daña el medio ambiente y tiene un coste económico importante para la empresa.

Sin embargo, gestión online de cuentas bancarias no es la panacea ya que las tareas no se automatizan ni se realizan por arte de magia sino que igual que las gestiones físicas, las debe realizar una persona y ésta siempre puede tener fallos.

Entre los errores comunes en la gestión online de cuentas bancarias se encuentra el de mezclar los asuntos personales con los empresariales, lo que, online u offline, puede hacer que descuadren las cuentas bancarias de una empresa. Errores más graves es hacer una transferencia a una cuenta online que no corresponde o introducir una contraseña incorrecta más veces de las permitidas. La gestión online de cuentas bancarias es tan rápida que por eso mismo se debe hacer despacio ya que muchas veces no tiene vuelta atrás.

La celeridad en ocasiones no ayuda ya que muchas veces los bancos ponen condiciones de seguridad para evitar fraudes y subsanar errores de este tipo. Entonces las gestiones rápidas se convierten en problemas que crean molestias y pérdidas innecesarias de tiempo.

La gestión online de cuentas bancarias puede facilitar las tareas y recordar los plazos de las gestiones gracias a las notificaciones. Sin embargo, el contable o responsable de la plataforma online es quien debe introducir las fechas de los plazos, con lo cual si no lo hace, el olvido de la entrega de la documentación, etc., puede ser el mismo que si tuviese los documentos en papel.

Otro error común es no guarda ni hacer copia de seguridad de las claves de acceso de las cuentas bancarias. Gestionar dichas cuentas conlleva ser muy escrupuloso con los datos confidenciales ya que cualquier despiste puede suponer el robo de las claves de acceso, la suplantación de la personalidad y el acceso a las cuentas bancarias. Hay que tener mucho cuidado porque esto ocurre más de lo que creemos.

Leave a Reply

Show Buttons
Hide Buttons