Errores en la gestión de albaranes que debes evitar

Una correcta gestión de albaranes debe ser una prioridad en toda empresa que se tercie con tal de evitar problemas económicos que, incluso, pueden poner en entredicho la propia viabilidad de la empresa. Por eso, nada mejor que optar por una herramienta online de gestión albaranes y facturas con el objetivo de evitar estos típicos errores…

No nos podemos permitir el realizar de forma incorrecta una factura y tampoco tener errores en la gestión de albaranes. ¿Por qué? porque la viabilidad de nuestra empresa depende de una correcta gestión de la misma. Y es que, en ocasiones, podemos tener errores como estos y no darnos cuenta hasta que es demasiado tarde, pudiendo entrar en conflictos con clientes y proveedores o comprobando que no nos salen las cuentas. ¿Qué errores en la gestión de albaranes debemos evitar?

Lo primero es confiar en una plataforma de gestión de facturación y tesorería con la que mantener a raya errores tan típicos como por ejemplo equivocarse en los datos que aparecen en las facturas. Debemos saber que la falta de identificación, tanto sea total como parcial de las partes invalida el documento, también la ausencia de la fecha de emisión del documento o de aquella en la cual se ha producido la operación.

Otro de los errores en la gestión de albaranes que debemos evitar es el de la numeración de las facturas. No nos podemos faltar ningún número. Esta debe ser correlativa y siempre en relación a la fecha de emisión. Se admite el inicio de la numeración coincidiendo con el principio del ejercicio. Y por tanto no otra con una numeración posterior a otra tenga una fecha de emisión anterior ni una numeración independiente para cada mes del año.

Debemos tener en cuenta que las series diferentes de facturas sólo se utilizan para identificar operaciones realizadas diferentes actividades o en otra sede. Un ejemplo es que si una empresa cuenta con dos sedes diferentes, una de ellas podría utilizar la serie A para identificar sus facturas y la otra la serie B.

El tema del concepto de la factura, aunque menor, puede ocasionarnos grandes confusiones -aunque la factura esté bien en sí misma-. Cuando vendemos algo, en ella debe aparecer la mercancía vendida e incluida en el documento. Cuando tratamos algún tipo de prestación de servicios, es obligatorio que se especifique correctamente a qué corresponde esa factura, los servicios prestados y el importe de los mismos. Puede ser que si estas facturas no se realicen correctamente, la Administración la considere como falsa o propio de una operación fraudulenta.

Para evitar estos y más errores que pueden perjudicarnos, lo mejor es estar atento y optar por herramientas que nos ayuden en estas tareas de gestión.

Leave a Reply

Show Buttons
Hide Buttons