¿Facturas en papel? He aquí los problemas para tu empresa

Las facturas en papel son un viejo clásico. Las empresas han de enfrentarse frecuentemente a este trámite que en muchas ocasiones les causa más de un quebradero de cabeza. Existen muchas empresas que por miedo a los cambios siguen emitiendo las facturas en papel y se quedan sin saber los beneficios de la facturación online.

Muchos pequeños empresarios se vuelven locos a la hora de intentar organizar sus facturas y sus proveedores continúan enviando las facturas hechas a mano. En 2015 entró en vigor la obligación para todas las administraciones públicas de aceptar las facturas electrónicas y esto supuso un cambio radical pero a su vez un gran avance. Hacer la facturación en papel se ha convertido en algo tedioso y obsoleto a la vez que se emplean numerosas horas a lo largo del año para llevar a cabo esta gestión. Incluso la ayuda de programas como Word o Excel no pueden evitar que lleguemos a desesperarnos.

Hacer las facturas en papel supone un gasto considerable en papel y material de oficina. Quizás en un primer momento no nos demos cuenta de ello pero este tipo de facturación supone además gastos en correo y en tiempo al tener que realizarlo todo a mano.  A través de la facturación online nuestros clientes van a recibir las facturas al instante sin ningún tipo de demoras y no vamos a correr el riesgo de que se pierdan. No olvidemos que todo el tiempo empleado en hacer las facturas en papel podría utilizarse en otras labores y de esta forma conseguiríamos una mejora en nuestra productividad.

El desorden es otro de nuestros mayores enemigos cuando hacemos las facturas en papel. Aunque lo tengamos todo bien organizado en carpetas es muy fácil que ante cualquier despiste se nos pierda una factura importante y en ese caso tengamos que volver a realizar el trabajo. Teniendo la facturación online podremos acceder a ella desde nuestro ordenador y hacer copias de seguridad que impedirán la pérdida de las facturas. A nuestros clientes realizar una facturación en papel les puede resultar anticuado o quizás no les aporte una buena imagen de nosotros. La facturación online va a dejar claro que estamos actualizados y que sabemos adaptarnos a las nuevas tendencias del mercado.

La organización y rapidez que nos va a proporcionar una facturación online no la vamos a encontrar nunca en el papel. Teniéndolo todo online conseguiremos que nuestros clientes confíen más en nosotros y podremos resolver cualquier problema relacionados con cobros o pagos de forma sencilla.

 

Leave a Reply

Show Buttons
Hide Buttons