Las fases de una empresa

En el día a día de una empresa es difícil conocer la situación real de la empresa por varios motivos. Cuando la situación se torna en dificultad, la compañía pone en marcha de manera automática una batería de medidas que tienden a reestablecer el equilibrio. El problema se produce cuando la organización no se da cuenta de ello.

Fases de una empresa

Konssult

De manera sencilla, la empresa atraviesa por unos estadíos que podrían resumirse en los siguientes.

  1. Aflora una situación deficitaria, cuyas causas pueden ser diversas. Esta situación es económica, consistente en un simple desajuste entre ingresos y gastos.
  2. El efecto anterior tenderá a manifestarse en la tesorería, debido al probable desequilibrio entre cobros y pagos. El efecto también puede originarse directamente desde la tesorería.
  3. Para tratar de equilibrar la situación de partida la organización comenzará a retrasar su período de pago, inicialmente a proveedores, continuando con acreedores. Esta medida tiene un efecto limitado.
  4. Simultáneamente tratará de aligerar el período de cobro, ejerciendo una fuerte presión en cobros. El efecto de la medida es limitado.
  5. Si las medidas son insuficientes la organización comenzará a movilizar parte de sus existencias, consiguiendo incurrir en un menor nivel de gasto. Su efecto temporal durará hasta que se vayan consumiendo los niveles adecuados de existencias.
  6. Si aún así la situación no ha sido corregida, la organización optará por aumentar su endeudamiento con terceros, normalmente con entidades financieras.

El final de lo anterior se antoja complejo, y a medida que transcurre el tiempo y se “consumen” las medidas, la solución adecuada es menos probable.

Desde KONSSULT queremos ayudarte a que conozcas la situación real en la que se encuentra tu empresa, a manejar y a gestionar anticipadamente tu actividad, para evitar sorpresas que comprometan la continuidad de la misma.

Leave a Reply

Show Buttons
Hide Buttons