10 motivos por los que cambiar de asesoría

En muchas ocasiones nos cuenta encontrar una asesoría de confianza. A la hora de manejar nuestras facturas necesitamos que haya una total trasparencia. Otras veces empezamos a ver pequeños detalles que no nos gustan de la asesoría con la cual trabajamos y finalmente nos damos cuenta de que es el momento de cambiar de asesoría.

Los bancos cada vez se preocupan más de fomentar el cliente online. Una plataforma de gestión como Konssult tiene claro que a través de lo digital las asesorías van a tener más facilidades. Entre sus múltiples ventajas Konssult ofrece a través de un click acceder en un instante a todos los datos de nuestros clientes. A través de esto se podrá controlar la contabilidad de cada cliente con un simple vistazo ya que los gráficos van a ofrecer con todo detalle todas las operaciones financieras que se realicen. Esto va a sernos de gran utilidad especialmente a la hora de realizar los modelos trimestrales. Otra de las ventajas de esta plataforma es que la relación con los clientes será mucho más fluida y ellos podrán revisar sus datos en cualquier momento.

Los 10 motivos por los que cambiar de asesoría:

  1. Una asesoría obsoleta: muchas asesorías parecen desconocer que estamos en la era digital y solo hacen uso del papel, lo que provoca retrasos y muchas veces pérdidas de documentos.
  2. Mala organización: a veces encontramos asesorías que sufren para encontrar los datos de un cliente por la mala forma de organizarse. Si hicieran uso de herramientas como Konssult esto no sucedería.
  3. Dificultades para comunicarnos con ella: muchas veces llamamos para concertar una cita y nos tienen horas al teléfono hasta que se dignan a contestar.
  4. Poca transparencia: hay veces que querríamos acceder a nuestros datos en cualquier momento del día y con la mayoría de asesorías es imposible.
  5. Información generalizada: queremos que nuestra asesoría nos aporte información más concreta pero todo lo que nos ofrece es muy general sin entrar en detalles.
  6. Dejadez: si nuestra asesoría no muestra interés por el estado de nuestras cuentas es el momento de cambiar de asesoría.
  7. Retrasos en las facturas: cuando nos damos cuenta que las facturas no están en orden y no son capaces de ponernos al día respecto a nuestra situación financiera.
  8. Desconfianza hacia la asesoría: cuando se repiten varios errores lógicamente acabamos viendo a nuestra asesoría con desconfianza.
  9. No nos avisan ante incidencias: si sucede algún problema con nuestro negocio no son capaces de avisarnos. Una plataforma como Konssult tiene un sistema de alarmas que avisa al cliente de lo que sucede en cada momento con sus cuentas.
  10. Lentitud: en una época en la que estamos necesitamos información en tiempo real.

Leave a Reply

Show Buttons
Hide Buttons