Nuevos aplazamientos y fraccionamientos a Hacienda que debes conocer

Siguiendo a rajatabla la máxima que dice que con Hacienda no se juega, más vale que como autónomo y cómo asesoría sigas a pies juntillas las nuevas pautas que a partir de este año ha añadido Hacienda en lo que a aplazamientos y fraccionamientos se refiere. ¡Toma buena nota!

El pasado 30 de noviembre de 2016 en Consejo de Ministros, se aprobaron diversas medidas que han quedado reflejadas en el Real Decreto-ley 3/2016 y que ponen sobre la mesa un tema vital para empresas y autónomos: la prohibición de aplazar y fraccionar prácticamente ningún impuesto. De lo contrario, podríamos ser óbices de copiosas multas que podrían poner en jaque nuestra economía.

¿Conoces los fraccionamientos y aplazamientos de Hacienda?

Debes saber que se elimina aquella excepción normativa que abría la posibilidad de aplazamiento o fraccionamiento de las retenciones e ingresos a cuenta del IRPF, algo que ha despertado el enfado y la queja de muchos profesionales. Tampoco se podrán aplazar ni fraccionar las liquidaciones tributarias confirmadas total o parcialmente en virtud de resolución firme cuando previamente hayan sido suspendidas durante una tramitación del correspondiente recurso o reclamación en sede administrativa o judicial.

Y la cosa sigue. También se elimina la opción de aplazamiento o fraccionamiento de obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades. También la referida a los tributos repercutidos ya que el efectivo pago de dichos tributos por el obligado a soportarlos implica la entrada de liquidez en el sujeto que repercute. O lo que es lo mismo, solo serán aplazables en el caso de que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido  pagadas. En este sentido, en lo que respecta al IVA se puede obtener un aplazamiento y fraccionamiento de aquellas cantidades que se demuestre que no han sido cobradas de los clientes o deudores aunque no del resto.

En lo que a deudas se refiere, si son menores a 30.000 euros, tanto personas físicas como personas jurídicas pueden solicitar el aplazamiento de IVA (e impuestos especiales) sin necesidad de que se justifique que no se han cobrado las cuotas repercutidas. Mientras que si las deudas son mayores a dicha cantidad, pueden solicitar el aplazamiento de IVA (e impuestos especiales) si se justifica que no se han cobrado las cuotas repercutidas.

Leave a Reply

Show Buttons
Hide Buttons